MATANDO LA VOLÁ: LAS 5 PEORES VERSIONES DE LOS MISERABLES

Por Jorge M.

Me gustaban Los Miserables. En 1999 (calculo) vinieron a tocar a Chillán, en un gimnasio de la UBB, y yo me había pasado el año entero escuchando los cassettes Retroceder Nunca y Rendirse Jamás, que compré pirateados a un ambulante en el antiguo Paseo Las Palmas. En ese tiempo, el nivel de la piratería era una fotografía de la carátula original que en su reverso blanco traía el sello de “Agfa” o “Kodak” dependiendo de dónde había sido revelada, máximo.

Me sabía las canciones de memoria, hasta con los cantos del público entremedio: tenía que ir a verlos sí o sí, pero tenía 14 años y no podía ir solo. Así que, como en ese tiempo aún no conocía ni a Germán ni a los demás chicos de Falsa, tuve que animar a un compañero de curso para que me apañara con ir, a él le gustaba Jamiroquai.

El show, como era de esperarse, fue una basura. Tocaron como el pico, y en medio del pogo había un demente haciendo el saludo fascista y golpeando a todo el mundo.

Luego de eso no los rajé más, básicamente porque de la nada llegó a mis manos el Anesthesia y mi visión de lo que era el punk cambió para siempre. Hoy, ese punk ya no existe, pero Los Miserables todavía sí, y como a nadie le interesan, se han empecinado en mantenerse vigentes destruyendo las canciones que amamos. A continuación en “No sé si reír o llorar” las 5 peores versiones de Los Miserables.

El Scorcho – Weezer

Si el 2001 Rivers Cuomo le puso una multa de 2000 dólares a Brian Bell por tocar con su guitarra desafinada en un concierto de The Green Album, la verdad cuesta imaginar la reacción que tendría al escuchar esto. Seguramente a alguien de la banda le encantaba la parte rápida del puente, pero nadie reparó en la tortura que iban a ser los restantes 3:25 de canción. Una voz sonando como el hoyo de desafinada y cantando huevadas del tipo “eres una china huevona y tonta con mochila, te gusta comer en el Chow Chow Zen todo esto está al revés”. Para mí Pinkerton es un disco fundamental, y si para ti que estás leyendo lo es también, te digo de todo corazón que no le pongas play.

Qué dirá el santo padre – Violeta Parra

No te metas con Violeta, porque es más punk que los punks y su canción de protesta se pasa por el borde a todo el catálogo noventero de Alerce. Esta vez llenaron de tarros la sencilla percusión original suponiendo que eso le daría más fuerza y le chantaron un riff completamente fuera de ritmo. Y para más recacha firmaron contrato con Chilevisión (!), para tocar en el Festival del Huaso de Olmué (!!), ser presentados por Leo Caprile (!!!) y disparar contra el tirano de turno. Esto sí es punk rock.

Te recuerdo Amanda – Víctor Jara

Menos mal que Jorge González se hizo cargo de todo a la hora de componer en Los Prisioneros, porque de no ser así, probablemente habrían sonado como esto. En esta ocasión Los Miserables fueron un paso más allá, porque no se conformaron con echar a perder una canción, sino que también le hicieron una zancadilla al hueso santo del rock chileno.

Te doy una canción – Silvio Rodríguez

La verdad es que nunca en mi vida he rajado a Silvio, pero a mi tía Sola, que en paz descanse, le gustaba tanto esta canción que cuando, por error, el programador de la Radio El Sembrador de Chillán mandó al aire la versión de Los Miserables en lugar de la original, mi querida tía, que se encontraba escuchando su sintonizador AM a pilas en la víspera de la Misa del Gallo aquella Navidad del 2005, murió de una descompensación fulminante. Así que ni perdón, ni olvido en memoria de Sola Sierra, por favor.

La Voz de los 80’s (álbum) – Los Prisioneros

Aquí dan ganas de apañar con ellos, porque seamos sinceros ¿Quién no ha soñado con tocar este disco de punta a cabo? Seguramente con la aparición que hicieron en el Tributo a Los Prisioneros del año 2000 creyeron que Paramar les había quedado tan buena que se les abrió el apetito. Pero cabros, no porque algo SE PUEDA HACER, significa que SE TENGA QUE HACER. Nunca me había sentido tan feliz de escuchar en la radio una versión de Mentalidad Televisiva y que fuera la de Canal Magdalena.

BONUS TRACK:  Sin Dios, Ni Ley (Album completo)

Y para ustedes ¿qué otras versiones podríamos agregar a la lista de asesinatos?