PORNOSTALGIA, LA REUNIÓN (2015)

Por Germán

Pornostalgia, Propaganda del Odio, Mamut y Noire @ Chillán 20/06/2015

Esperé durante varias semanas esta fecha, la reunión de Pornostalgia fue una muy buena noticia.

Como escribí hace un tiempo en una review sobre los mejores discos de Masapunk, Pornostalgia es a mi juicio una banda increíble, muy poco valorada y que había -hasta ahora- dejado inconclusa una idea novedosa, inteligente y entretenida de hacer punkrock. Sobre todo acá, donde hay mucho refrito, donde es muy poco usual que los proyectos sean diferentes o que logren -al menos- llamar la atención.

Con los años te relacionas con las cosas que te gustan de otra forma, poco te sorprende, nada te llama la atención. La comida la saboreas un poco más para encontrarle el gusto, el trago es costumbre y pasatiempo, y la música se escucha con más desprecio… y ojo que son mañas Sub 30, me imagino las Sub 40 y las que siguen.

Y bueno… como es costumbre en nuestro querido Chillán, la cosa partió tarde. Una cuestión que hincha un poco las pelotas, porque no sabes hasta bien entrada la noche, si efectivamente va a llegar gente o se les pasó la hora poniéndose a punto en otro bar o en la casa. Porque estamos claros que Dimensiones es un bar horrendo, donde no dan ganas de ir, ni de emborracharse, lamentablemente no hay un mejor espacio disponible.

Si bien el cartel decía 23:30, Noire -la primera banda en tocar- partió a eso de las 01:00. A ellos los vi hace un tiempo en otro bar detestable -Bloom bar- en Concepción, en esa ocasión eran sólo tres integrantes. Cantaba el guitarrista a una considerable distancia del micrófono, sonaba increíble. La banda es emo punk onda Ebullition, el vocalista tenía polera de Spazz, son de Valpo, hacen giras al sur, dedo para arriba, harto punkpoint. Cuando terminaron deje corriendo el Pink Flag de Wire -porque me encargaron amenizar el entrebandas y la fiesta- , mientras se instalaban los Propaganda del Odio.

DSCF2158

El orden del escenario, el problema con el sillín de la batería o alguna otra cosa hiso que la Marce y los demás se vieran un poco incomodos/as tocando. Más allá de eso, sonaron bien como siempre, se nota que llevan harto rato. Aún no llegaba gente, la que había estaba fome y la cosa no prendió tanto uno esperaría.

DSCF2414

Luego de eso, puse de nuevo el disco de Wire. Repetí un par de canciones que me gustan -al parecer nadie lo advirtió-, mientras Pornostalgia -con tanto oficio sub 40, como litros consumidos- ordenaba a su antojo el espacio del escenario.

DSCF2644

Escuchar Pornostalgia es meter a una juguera los acordes de los Dead Kennedys tocados por el guitarrista de los Políticos Muertos, bajos contagiosos de bandas como los Violadores, o los Emociones, o Los Prisioneros o Los Estómagos -tocaron un cover, no recuerdo cual-, baterías versátiles -nunca en mi puta vida había utilizado esa palabra- que en ocasiones son muy punk -rápidas y afiladas- y en otras muy pop, muy new wave. La voz con actitud Jorge González pero del vocalista de Disturbio Menor, con letras que demuestran que se pueden hacer canciones buenas, sin palabras rebuscadas y sin caer en el panfleto burdo, aburrido y vacía.

DSCF2967

Se notaron los años de oficio, porque sonaron increíble. Tocaron casi todas las canciones del cassette que sacaron por Masapunk -más una canción que nunca grabaron y un cover de Los Estómagos-. La gente estuvo fome, como el bar.

Por último y ya muy avanzada la noche –a eso de las 03:00- se instaló Mamut.

Los bros de Mamut llevan varios años tocando en distintas bandas de Chillán, sin embargo Mamut es bastante diferente a Ahora es Cuando, a Malevolentia o a Propaganda del Odio. Leí por ahí que se parecían a Explosions in the Sky y sólo podría estar de acuerdo con semejante afirmación si le agregáramos “en ácido”. Porque claramente hay mucha más psicodelia y hongos rojos con puntos blancos que ambientes endulzados con estevia Iansa como los gringos. Ojala graben luego, porque las canciones son largas, se les pueden olvidar y hace falta banda sonora pal trip.

Cuando terminaron las bandas, amenicé la fiesta. Algunos bailaron otros se aburrieron, yo fui de los segundos, porque esa noche no pude apoyar el codo en la barra con mis amigos. Le dejo un saludo al Jóse y al Pato, que sin ellos la movida se muere..