Top 10: Lo mejor del 2017 según podrido.org

Por Grmn

Este año -a diferencia de los anteriores- nos pareció necesario cumplir con la vieja tradición fanzinesca de los TOP 10. Les pedimos a nuestros/as amigos/as, que nos contaran que fue para ellos/as lo mejor del 2017 pensando en libros, discos, zines, películas, conciertos, bandas en vivo, anecdotas, entre otras cosas. Un ejercicio tradicional de los punks fetichistas y buenos lectores de zines.

Les invito a leer esta triste historia.


CLAUDIO MUÑOZ (SIDER)

  1. Lejania – Ep: La mejor propuesta de Concepción y nacional de este año. Para quienes no han escuchado a Lejanía es una banda con mucha influencia de Emo 00´s, Shoegaze y Popcore 10´s pero compuesta de forma muy orgánica. A mi gusto lo más sincero que se ha hecho en un buen tiempo y muy bien logrado, con muy buena ejecución en vivo. Sin duda el mejor sentimiento que me ha dejado una banda local este año. Es de culto en otros lugares de latinoamérica sin embargo acá no se le da bola. Esta banda tiene mucha identidad local, resalta la influencia del indie rock nacional y local, lo que es genial. Me paso el rollo de que si fuera más generica y en ingles la tomaría Polyvinyl o  Run 4 cover , sacarían discos y tocarían en miles de festivales.
  2. Sheer Mag – Need to feel your love: En extremo creativo, reverenciando clásicos rockeros de los 70 y vestigios gringos del punk. Pense que muchas cosas serían inmejorables en la banda, pero las tomas de voz del disco son increibles, me volví mono, con los riffs me agarre la cabeza y la dinámica entre ambos guitarristas con la fuerte base rítmica es encantadora. Un disco que puede estar en repetición todo el día y que ha gustado por lo “lo – fi” hasta a los jipis Mac de Marco. Sheer mag sigue avanzando fiel a su fórmula con este discazo con una producción  y estética nueva, pero siguiendo el orden natural de la propuesta. Además de este lanzamiento, la banda durante este año compiló la trilogía de EP´s ( I , II , II) lo que fue realmente acertado. Si te criaron en “la cuna del rack” escuchando clásicos y no conocías la banda, esta wea va a sonar fuerte todo tu verano. Si te gusta Soda Stereo, te fuiste a la mierda.
  3. Open city  –  City of ash + Open city – S/T LP: Dos canciones muy muy buenas en este pequeño pedacito de cielo panki. Esta banda es una de las pocas ideas gringas de este año que me ha cautivado, junto con este material sacaron durante un LP homonimo que de todas formas esta en mi lista de los más escuchados y mejores lanzamientos de este año. Open City musicalmente es desgarrador, una composición desestructurada y muy selectiva. Los músicos me paran los pelos tanto en la velocidad de muchos de los temas, como en los tiempos medios de otros.Caracteriza a la banda, la voz femenina con un rango buenísimo desde lo más dulce a lo más rabioso, las letras son buenísimas, muy bien escritas y profundas. Vete directo a googlear info de la banda, sus miembros y las bandas en las que tocaron previamente, no te decepcionará.
  4. Lalá – Zamba puta:  Por recomendación de un amigo fuimos a ver la ejecución de este disco por completo, me sorprendió gratamente. Me encantó y desde ese dia no salió de mi lista. Un disco que es su completo es muy bueno pero tiene un par de temas que relaciono bastante con mi vida y me fascinan, los canto caleta y me han acompañado bastante este año. Las piezas de este disco hacen que sea muy agradable, entre los temas con diferentes compases y su imaginario hacen que 25 min se conviertan en 5.
  5. NDI – Mensaje no preciso de imagen: Re-edición de un disco que en su época nadie pescó y que en la actualidad  tampoco. Este disco es muy profundo e introspectivo va muy bien acompañado con ritmos acorde muy influenciado por la movida alt y hc gringa noventera contemporanea a la creación del disco. No es de mis favoritos en la ejecución vocal pero se ve compensado por la enorme entrega conceptual. Un placer tener sobre la mesa al hijo olvidado de la banda más reconocida del bs as hc.
  6. XelegyX- Deliverance: De todo mi gusto! Straight edge Metal. Una de las pocas bandas que me motivaron en esta linea, me encanta como resolvieron la voz y las guitarras. Mucha influencia de las bandas europeas XVX 90´s despegandose en lo musical de bandas XVX 00´s o 10´s. Este EP tiene solo un tema y otro coverazo de Culture. El demo del 2016 va adjunto a este material con 4 track geniales, muy recomendado.
  7. Paramore –  After laughter: Muy lindo este disco, es mi disco pop favorito de este año. Mucha pega estética y producción que valio la pena, muy pegada con los 80 así como también la música …cuando vemos el disco, vemos la banda y vemos los clips entendemos TODO. La grabación es mejor que la de un disco de cualquier artista pop, muy buena selección de los arreglos y singles La Hayley se maneja brígido, prácticamente ella es la banda y en las presentaciones que uno puede cachurear en internet se hecha todo al hombro.
  8. Congreso – Canción que te debia: Un disco muy lindo nos regaló Congreso este año, podríamos decir que escuchar este material fue como recibir un buen consejo. Lleno de sabiduría, conciencia e historia. Inspirador!
  9. Fireburn – Don’t Stop The youth: Los tipos que tocan en esta banda han hecho varias bandas geniales y esta no es la excepción. Muchos erran al decir que son los Bad Brains version 2017, tienen mucha influencia vocal y estética pero yo considero que se nutrieron del HC 80´s del cual BB forma parte. Cae en un momento preciso donde en el primer mundo se acordaron que existía BB y han sacado muchas weas rip off y “productos”.. volvió al mapa de ellos, para nosotros siempre ha estado vieha. Muy entrete la banda y veamos que onda con el LP.
  10. Free – Ex-tenebris: Un EP bastante poderoso con el sonido que yo esperaría en el 2017 , una pieza destacables para este oscuro año en el HC. Imposible no compararlo con el sonido de los últimos registros de Have Heart, se diferencia en lo crudo y agresivo de las melodías, con mucha rabia dirigida y abierta a una interpretación bastante política. Material de estudio más que interesante para revisar.

GUSTAVO ARACENA

  1. Exit Unit, 7″ (Deep Six Records, Draw Blank Records): Powerviolence ejecutado por parte de los creadores del subgénero; rápido y con tantos quiebres por segundo como intensidad al alza. Si el disco que más te gusta se mide por la cantidad de veces que gira en la tornamesa, este sería mi top 1.
  2. Man is the Bastard, “Live on KSPC 88.7 FM 1992”, LP (Deep Six Records): Power violence, noise… Tengo poco (o mucho) que decir: MITB es una de mis bandas favoritas; si bien sus viejas prensadas son conseguibles, DS está reeditando su discografía y compilándola en 7”s, 10”s y LP’s, en la mayoría de los casos con el arte original. No conozco experiencias similares: dos bajos, ruido de máquinas, quiebres, histeria y algo de jazz. MITB inventó un subgénero.
  3. LCD Soundsystem, “American dream”, 2xLp (DFA, Columbia): Retromanía sin obsesión, natural y tributaria. Los de NY en “AD” me gustan porque, además, de registrar grandes canciones te instan a buscar referencias, y en esa expedición, por ende, encontrar vida desconocida ¿Acaso de esto se trata todo esto? Sí, suena a Suicide y más, post punk, dance. Mejor disco menos oreja.
  4. No Demuestra Interés, “Mensaje no preciso de imagen”, 2xLP (Vegan Records): Reedición a precio de pocos amigos. El arte de la tapa y vinilos es preocupado, bonito ¿Extremo sur? ¿Días de furia? No, este es mi favorito. Pasajes tranquilos y a medio tiempo; distinto pero corriente. En su momento, este álbum generó debate. Fue un paso adelante que se entendió tarde.
  5. La Furia, “Por algo más que por gusto”, LP, (El Lokal, Pifia Records, Music Saved my life): Este es un lujo. Un álbum de nicho, un trascendido que en los noventa circuló de kct en kct, de mala copia a peor copia. Parte del extenso catálogo de éxitos de The Clash, tributado en español -con letras originales y otras para la ocasión- y ejecutado por Maniática (aka La Furia). Suena más rápido que el original, pero no resta. Este es un LP imprescindible.
  6. Slowdive, LP, (Dead oceans): Me dolió perderme este año a los ingleses, tanto como a Sonic Youth en Maquinaria 2011. Música de fondo, compañía de altos y bajos de mi adolescencia noventera y juventud del nuevo milenio. Slowdive regresó con las convicciones sonoras intactas: shoegazing para las masas.
  7. Limpwrist, “Facades”, LP (Lengua Armada): Desde la tapa a sus letras, homosexualidad sin encierro y actitud a prueba de machos; la portada vendría a ser la versión gay de íconos estéticos del “Country life” (Roxy Music) o “Cut” (The Slits). Hardcore punk testeado hace años; más de lo mismo, por suerte #ilovehardcoreboys.
  8. The Smiths, “The queen is dead”, Boxset 5xLP, 12″ Ep, 7″ (Warner Bros. Records, Warner Music UK Ltd): 31 años después, tres formatos del mismo soporte pero con distinta extensión, reeditan el mejor disco de los de Manchester. La caja trae demos y un show en Massachusetts; y los ep’s, con sentido similar pero tracks list disímiles.
  9. Víctor Jara, “La población”, LP (Fundación Víctor Jara): Este año se reeditaron cinco discos del cantautor; cinco piezas fundamentales de este ícono internacional que en Chile aloja en una memoria de claroscuros. La canción protesta en su máxima expresión. “La población”, álbum conceptual de los setenta para un Santiago 2017 -gentrificado y arribista-, comienza con la mejor de todas: “Lo único que tengo”, una letra y música aplastante, emocionante, interpretada por Isabel Parra; “LP” continúa con relatos reales y cierra con una marcha que no sé cómo la reinterpretarían actualmente los vecinos del Miami del sur del mundo.

JORGE ZARATE

  1. Loquero en Concepción (2017): Un día que llovía mucho, típico del sur de Chile. Hubo mucha amistad, drogas, energía, nostalgia y evocación a los días de adolescencia, al nihilismo, la vida frenética, la bencina y la juventud que no regresará.
  2. D.A.J en Santiago (2017): Arena recoleta; se resumen en: Pilsen, amistad y más de quince años esperando por verlos en vivo, todo mezclado se transformó en una hecatombe. Impagable cuando tocaron “Arde Latinoamérica”, con las bengalas, el circle pit y la gente cantando, el Arena Recoleta parecía venirse abajo.
  3. Skatalites Santiago (2017): Club Subterráneo. Un show armonioso al ritmo de un ska elegante, con mucho sentimiento en las raíces africanas, el dub y reggae. Dio cátedra el mítico bajista Val Douglas, al subirse a tocar con un andador de anciano, muchos jóvenes (en edad y que tocan) deberían aprender de actitud porque parecen momias tocando al lado de estos capos. 50 años arriba de los escenarios no se ven todos los días.
  4. Propagandhi – Victoria Lap (2017): Lanzamiento más que esperando. Banda de cabecera. Sonido mucho más reposado. En nuestra realidad, deberíamos aprender de temas como Comply/Resist, en contra del racismo y a favor de la causa indígena (en Chile tenemos Pueblos Originarios también).
  5. We Ride, Empowering Life (2017): Un discazo del 2017, lamento no verlos en vivo cuando vinieron. Buenas guitarras, baterías marcadas y esos saltos frenéticos. Por lo demás están con Victory records, más que merecido.
  6. GBH – Momentum (2017): Me sigue gustado el punk cochino y destroy, estos tipos saben cómo tocar ese Street punk, que lo único que quieres en correr en círculos o caerte a las piñas con alguien.
  7. Funerales en Concepción (2017): Es como ver a los Limp Wrist argentinos, buen ruido, auténtico, no forzado, un crust muy en la latino punk, no como algunas bandas ruidosas de ahora. Punto alto a las bandas locales: Los Últimos Días y Terror Sonoro, los años no pasan en vano, saben lo que hacen.
  8. Accidente – Pulso : si bien es del 2016 llegó a mis oídos este 2017. Banda consecuente, que por lo demás tuve el honor de conocerlos en vivo, un ruido alegre, lejos de esas bandas melódicas españolas, que se vuelven melosas y que no puedes escuchar más de dos temas. Siguen haciendo las cosas bien, ojalá verlos pronto por Latinoamérica, ya que, su show es muy entretenido.
  9. Prehistoria en Chile: desde sus primeros habitantes hasta los Incas (libro de la editorial Universitaria, 2016) Aprendamos de nuestra historia originaria, a veces muchas conversaciones de lo importado aburre muchachxs.
  10. Muestra Taira: Museo Chileno de Arte Precolombino, si te gustan las drogas para alucinar, consume alguna y anda a fantasear con esta muestra de arte rupestre.

ITALO POLIZZI

  1. “Antisocialites” – Alvvays: Los canadienses que sorprendieron al mundo con su debut homónimo el 2.o14, con su actualización del C-86, tan deudor en textos y música de The Smiths y los primeros REM, vuelven con un disco tan bueno como el primero pero en que logran arrancar por momentos del fuzz para regalarnos esa hermosa balada ochentosa llamada “Dreams Tonite”. Todos los jumbitos. (Molly, Marrie Me!).
  2. “American Dream”- LCD Soundsystem: En su cuarto disco de estudio (trás una bullada y polémica separación) podrían haber repetido la exitosa fórmula de su trilogīa inicial, pero prefirieron rehuirle al single bailable obvio y encantarnos con la nostalgia- que se agradece- por sonidos más calmos que nos llevan a Kraftwerk, Joy Division, Talking Heads y Bowie. Otro punto es el crecimiento lírico se James Murphy para ir leyendo entre lineas los lados mas oscuros del “sueño americano”.
  3. “A Deeper Understanding” – The War On Drugs: La continuación del aclamado “Lost In The Dream” llega en más de una hora de canciones sanadoras que, nuevamente, nos llevan a Dylan, Neil Young, Tom Petty y Springsteen, incluyendo los más de 11 minutos de “Thinking On A Place”, que se justifican completamente. El tiempo dirá si es mejor o no que la placa anterior, pero mantenerse tan bien en la cima puede ser más valioso aún que llegar a ella.
  4. “Sleep well beast”- The National: Puede no ser el mejor disco de los de Cincinnati, pero acá vuelven a demostrar la buena cepa de la que están hechos. Su sonido nació maduro y aqui lo demuestran en temonazos como “Day I Die” o “The Sistem Only Dreams In Total Darkness”, donde el baritono a lo Tinderticks de Matt Berninger suena de lujo, como siempre.
  5. “Cost of Living”, de Downtown Boys: El combo punketa multiracial de Rhode Island ataca de nuevo, esta vez producidos por mas ni menos que Guy Piccioto. La furia de MC5, la actitud de Sham 69 y la influencia de X Ray Spex en los vientos y los gritos de Victoria Ruiz se hacen aun más evidentes que en su debut por Sub Pop (“Full communism”, 2014) en que se despachaban el cover de “Poder Elegir” de nuestros venerados Prisioneros.
  6. Cigarretes after sex – homónimo: El debut en LP de CAS tiene todo lo que nos venian dando a cucharadas desde sus inicios: dreampop y tintes shoegaze para retratar la montaña rusa de las relaciones de pareja. Si te gustan las bandas a lo Mazzy Star y similares esto es para ti, si lo tuyo es el tarro o la pachanga te aburrirás como ostra.
  7. “Adolescentes sin edad” –  EP: Acá me tomo balsamente todas las licencias, pero una mal entendida falsa modestia no impedirá que incluya un disco del que estamos orgullosos. Criticarlo objetivamente sería mucho lucho, eso será pega de ustedes (Ah, el 2018 se viene el larga duración, junten chelas)
  8. “Ken” – Destroyer: Tras el excelente “Poison Season” del 2015, Dan Bejar se despacha este minimalista disco que refiere tanto en musica (new wave/post punk) como en textos (años finales de la era Thatcher) a la Inglaterra de varias décadas atrás… Incluso, el nombre del disco no refiere a una persona, sino que era el titulo original de “The Wild Ones” la hermosa balada de la segunda placa de Suede. Un manjarsh.
  9. “To the bone” – Steven Wilson: Lo asumo, venía cargado de prejuicios hacia la música virtuosa que muestra más cerebro que corazón, pero esta placa tiene ambas cosas de sobra. Al hueso, literalmente, desde el ganchero single “Permanating” hasta los temas mas densos y que recuerdan a Kate Bush, Peter Gabriel o a los geniales discos finales de Talk Talk. La crítica está dividida y ni hablar de sus fans, pero es evidente que es uno de los discos del año. Mención aparte son las letras, donde el ex Porcupine Tree nos da su particular visión sobre la era de las rrss y la posverdad que parió al payaso de Trump.
  10. “Slowdive” – homónimo: El regreso en forma de una de las bandas de la triada shoegaze, que no palidece frente a sus álbumes de culto. Afortunadamente más cerca del pop de Souvlaki que de la experimentación de Pygmalion, viene siendo una reactualizacion de su sonido de hace dos décadas. Se cuela el dreampop de Cocteau Twins en “Don’t know why” y la potencia de sus colegas de Ride en “Star Roving” para rematar en el cielo con el piano de “Falling Ashes”… tristeza que alivia.